Cómo Obtener el Certificado De Participación Mercantil

¿Conoce ya el certificado de participación mercantil? Probablemente no, y por eso ha dado con este artículo, ¡bien hecho!

Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber para conseguir tu certificado de participación mercantil. Cuáles son los requisitos, qué es y para qué sirve: estos son algunos de los temas que trataremos.

Lee hasta el final porque aquí tienes una guía paso a paso sobre cómo certificado de participación mercantil.

Requisitos necesarios para obtener el Certificado de Participación Mercantil

Antes de saber cómo obtener un certificado de propiedad de empresa, debe saber que para obtener este documento debe cumplir una serie de requisitos.

Estos requisitos son los siguientes:

  • El nombre del titular (si aparece).
  • Nombre de la institución emisora.
  • Firma de un representante o agente autorizado designado por la institución emisora.
  • Firma del representante conjunto de los titulares.
  • Tipo y fuente del certificado de participación en el mercado.

Estos son los requisitos necesarios según el artículo 288 de la Ley General de Valores y Operaciones de Crédito de México. Esto se aplica a todos los tipos de certificados de participación, aunque hay diferentes variaciones para cada tipo de certificado de participación, como se describe en la mencionada ley.

Le recomendamos que compruebe los siguientes puntos antes de solicitar un Certificado de Participación Mercantil:

Verificar la existencia de los bienes o servicios.

  • Cada certificado de participación debe estar siempre debidamente firmado.
  • Compruebe si el certificado está sujeto a depreciación en términos de valor comercial.
  • Si se trata de un bien inmueble, debe hacer una tasación adecuada.
  • Tener el estatus legal de agente titular y los poderes descritos en el certificado de registro.

¿Cómo puedo obtener un Certificado de Participación Mercantil?

Para obtener un certificado de participación, debe saber que este tipo de documento sólo lo expide una institución de custodia autorizada. Representan un interés en una clase particular de valores o activos.

Funcionan como un tipo de fideicomiso y proporcionan una serie de derechos sobre los ingresos que pueden obtenerse de los activos o valores contenidos en el certificado.

Cómo Obtener el Certificado De Participación Mercantil

Cuando hablamos de fideicomisarios, nos referimos a las instituciones que conceden préstamos de forma aprobada por el gobierno. Gestionan activos fiduciarios que pueden utilizarse para fines específicos, en nuestro caso para solicitar un PPC comercial.

¿Cuál es la función de los bonos de participación en beneficios?

Los certificados de participación en beneficios se consideran un tipo de instrumento a largo plazo y son emitidos exclusivamente por la institución fiduciaria. Los certificados de este tipo tienen varios usos, pero sus principales funciones son:

  • Financiación de la construcción: independientemente del tipo de construcción o de si se trata de la construcción de carreteras, la compra y el procesamiento de metales, etc.
  • Establecido como fondo fiduciario: se trata de cualquier tipo de bien inmueble o mueble de una explotación comercial o empresa, siempre que se considere una unidad económica.

Por otra parte, los certificados de participación pueden expedirse de dos maneras.

La primera forma es a título oneroso, es decir, los titulares tienen derecho a una parte o a una parte alícuota de los ingresos y beneficios generados.

La segunda forma es no redimible y se produce cuando el fideicomiso se disuelve o no recibe el valor de los activos de la empresa emisora. En cambio, el producto de la venta a los titulares de los valores en cuestión se entrega al fideicomiso.

¿Qué es un Certificado de Participación Mercantil?

Un Certificado de Participación Mercantil es un tipo de contrato con una entidad no jurídica, es decir, se utiliza para representar una participación en una clase de valores o bienes, ya sean muebles o inmuebles.

Este certificado puede utilizarse para reconocer las pérdidas derivadas de una operación o de varias operaciones.

Se trata de un contrato en el que todos los puntos anteriores constan por escrito, pero no es necesario registrarlo y, por tanto, no tiene valor jurídico.

En este sentido, los activos aportados al certificado de acciones pertenecen al accionista y, en caso de pérdidas, se cargan a los accionistas, salvo que superen el valor de la aportación